BENEFICIOS PARA ADULTOS

  Dígalo en voz alta: “Nunca es tarde para comenzar”.

Los beneficios físicos, mentales y espirituales de tocar piano, van más allá de lo que se puede medir. Lo que poca gente se da cuenta, sin embargo, es cuan fácil puede ser tomar el primer paso. Cualquier edad es buena para tomar clases del piano.  La edad promedio  en que los niños comienzan es de seis ó siete años, algunos comienzan antes, pero nunca  es muy tarde.

Hay una cantidad récord de adultos tomando lecciones. Un anciano estudiante, el señor Stillman Munger de Massachussets, aún toma sus lecciones a la edad de 100 años.  Más y más adultos están tomando clases de piano, y probablemente hay un profesor en su área que le dé la bienvenida. Sea usted profesional, como el veterinario que comenzó las  clases a sus 44 o como un cirujano que comenzó a tomar clases para bajar las tensiones propias de su profesión, encontrará que tocar piano no solo añade belleza a su vida, sino  que ayuda a eliminar estrés.

Si un niño tiene el interés y la oportunidad para comenzar a aprender a tocar piano, es  obviamente mejor. Mentes en desarrollo pueden retener nuevas destrezas y patrones  hábilmente y mientras más joven es el pianista, más años de gozo tendrá.

Desde que el piano hizo su debut hace 300 años, una variedad de métodos de enseñanza han sido establecidos.  Encontrar un método que le convenga es menos importante que  simplemente involucrarse.  Hay varios métodos muy apropiados para los adultos que ofrecen la oportunidad de tocar en menos tiempo. Esto no impedirá que tenga que  dedicar tiempo a practicar. Los adultos tienen la perspectiva para poder apreciar la belleza y los beneficios de un nuevo reto, y tienen la capacidad mental para enfrentar el reto de manera estructurada.

A diferencia del niño, el adulto cuenta con una vida mas atareada. La disponiblidad de tiempo puede interferir con el gran deseo de tocar el piano.  Piense en hacer un balance en su tiempo, tiempo que seguramente va a disfrutar. Para un adulto, comenzar clases de piano puede convertirse en un gran reto ya que lo que lo mueve es el placer de tocar y ver  resultados a corto plazo y no por la presión de estar realizando estudios profesionales.

La satisfacción de tocar una hermosa pieza musical no tiene edad. Se necesita más que años, se necesita amor, dedicación, pasión y disciplina. Si sientes esto… No esperes más.  Nunca es tarde para hacer tu sueño realidad.